jueves, 27 de agosto de 2015

Pueblos maragatos: Murias de Rechivaldo, Castrillo de los Polvazares y Santa Catalina de Somoza







Murias de Rechivaldo 
Es el más cercano a Astorga y esta inmerso en pleno camino de Santiago, de su patrimonio destaca la iglesia de San Esteban ( Abierta durante el verano) en la que se puedan admirar cinco retablos barrocos dedicados a la Inmaculada, a la Virgen del Rosario, al Cristo, a San Antonio y a San Esteban. Además también hay un buen número de casonas arrieras.















Santa Catalina de Somoza
Este bellísimo pueblo esta compuesto en su totalidad por casonas de piedra, en el centro se encuentra la iglesia de la Virgen de las Candelas y a san Blas con tres retablos barrocos, también es de admirar la belleza de su plaza, dedicada al conocido tamboritero maragato Aquilino Pastor. Por el centro de la localidad tambien pasa el Camino de Santiago

























Castrillo de los Polvazares
Es el pueblo más famoso de la comarca maragata, debido al empedrado de sus calles y a su sabrosísimo cocido maragato, en el centro sobresale la iglesia de la Magdalena restaurada en los últimos años, son innumerables las casonas que se reparten en su calle real con vistosas puertas que dan acceso a tranquilos patios. También  cuenta con una ermita dedicada a San Antonio que hoy se ha convertido en biblioteca y sala de exposiciones.

jueves, 2 de julio de 2015

La Virgen del Camino


Dice la leyenda que el día 2 de Julio del año 1505, cuándo  el pueblo de las Virgen del Camino eran simples praderas en las que pastaban tranquilamente la ovejas, el pastor Albar Simón, natural de Velilla de la Reina, vio un resplandor  en el que se reconocía la imagen de la Santísima Virgen.

 La Virgen le dijo al pastor que fuera a la ciudad de León y que le dijese al obispo que construyera una ermita en la que venerase su talla; el pastor le respondió que el obispo no lo creería, pero entonces la Virgen le pidió la honda y arrojo una piedra contra el suelo. Tras ello le dijo : dile al obispo que venga a este lugar y encontrará esta piedra tan grande que será señal suficiente de que yo te envió y que es voluntad de mi hijo y mía que en el mismo sitio dónde cayese la piedra construya  una ermita. Dicho esto desapareció la visión.

Hoy la Virgen del Camino es la imagen que más devoción atrae entra las comarcas leonesas, nunca su basílica  queda vacía y son numeras las celebraciones que se hacen en el lugar. Desde la aparición muchos milagros ha hecho esta Virgen, entre ellos el más famoso puede que sea este : En el año 1522 estaba Alonso Rivero, vecino de Villamañán preso en la ciudad de Argel, Alonso que tenía gran devoción a esta Virgen le rezaba cada noche hasta que el moro que lo vigilaba, harto ya de sus rezos lo ató con gruesas cadenas y lo encerró en un arca. El moro quedó vigilando el arca durante la noche pero al final le venció el sueño; cuándo despertó ambos estaban en el santuario del Camino.

No hay que olvidar otros como el del hombre que reparaba el tejado del convento de las Concepcionistas de León y que en un descuido cayó al suelo, invocando en el instante a la Virgen no tuvo ningún rasguño. Un vecino de Mansilla tuvo la mala suerte de que le reventara en caño de la escopeta en la frente pero al llevar la estampa de la Virgen tampoco se hizo ni una mínima herida, A un pocero se el cayo el pozo que estaba construyendo encima, quedando sepultado pero, cuando lo encontraron, estaba perfectamente al haberse encomendado a esta Virgen. Muchos más milagros ha realizado y realiza esta Virgen que quedan recogidos en los documentos de los Padres Dominicos, encargados de cuidar la imagen






.